Cómo colocarse unas bolas chinas

En la sección EnTresPasos de La Vanguardia Televisión os enseño esta vez para que sirven y cómo utilizar unas bolas chinas:


Enlace: http://videos.lavanguardia.com/ocio/20140929/54415424264/como-colocarse-las-bolas-chinas.html

Introducción: las bolas chinas, están consideradas un juguete sexual para mujeres, cuando son más bien un aparato que ayuda a fortalecer la musculatura pélvica y por lo tanto a mejorar la propia sexualidad y la de nuestra pareja.

PASO 1. Escoger: para iniciarse en su utilización lo mejor es hacerlo con las de una sola bola para que el ejercicio con el suelo pélvico sea progresivo. A medida que se vayan utilizando se escogerán la de una bola con más peso o las de dos bolas. Hay que tener en cuenta que su función es de “pesa” y como cualquier otro tipo de ejercicio físico tiene que ser gradual. Son más recomendables las de silicona o elastomed y que el hilo que las une y el de extracción sean también de esos mismos materiales para evitar infecciones y alergias.

PASO 2. Colocar: lavarlas primero con jabón neutro… Se coloca un poco de lubricante en la primera o única bola y se introducen dentro de la vagina por detrás del músculo… (imagen para que quede claro donde se quedan las bolas y dónde está el músculo pubococcígeo). Es la misma acción de colocarse un tampón.

PASO 3. Ejercitar: nos ponemos de pie y por el efecto de la gravedad, las bolas tenderán a caer y de manera involuntaria contraeremos el músculo pélvico y así ya lo estaremos ejercitando. Se recomienda comenzar a utilizarlas durante 10 minutos e ir aumentando progresivamente el tiempo hasta máximo los 30 minutos. Durante ese tiempo de ejercicio siempre tenemos que estar de pie o caminando y podemos realizar alguna otra acción: ir a hacer algún recado cerca, realizar alguna conducta de higiene personal, una tarea de casa. Una vez pasado el tiempo, se tira del hilo de extracción y se vuelven a lavar hasta la siguiente práctica.

Recomendaciones finales: Al principio el ejercicio debería ser diario y pasados unos meses, después de haber aumentado el tiempo y el peso de las bolas podemos pasar a practicarlo tres veces a la semana.

A largo plazo, practicar este tipo de ejercicios previene también de la incontinencia urinaria en la edad madura y de otros problemas relacionados.Y también ayuda a mejorarlos si ya se padecen.

Author: Carme Sánchez Martín

Co-directora de l' @InSexBcn i col·laboradora de @donesenxarxa . M'apassionen les TIC's i la Psicologia/Sexologia.


Notice: compact(): Undefined variable: groupby in /home/chabela8/public_html/carmesanchez.com/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 853

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *