El pecado, la herejía y el placer están en tus manos

Artículo de este mes publicado en La Voz de Castelldefels:

Sorprende que todavía en nuestro país se organicen semejantes revuelos por determinados programas institucionales y también por determinadas declaraciones.

Que la conferencia episcopal se posicione en contra de las interrupciones voluntarias del embarazo respecto a sus feligreses y feligresas, me parece lógico y respetable. Otra cosa diferente es que quiera imponer al resto de personas, incluso al poder legislativo elegido democráticamente, su opinión, y sus creencias, llegando a manipular algunas informaciones. También me cuestiono porqué no realizó ningún acto masivo durante los ocho años en los que en gobiernos, supuestamente cercanos a la religión católica, se realizaron miles de abortos legales.

Que el gobierno extremeño decida poner en marcha la campaña ‘El placer está en tus manos’ para educar en las relaciones afectivo-sexuales con el objetivo de transmitir con naturalidad y de forma sencilla y clara todo lo referente a la sexualidad y a la afectividad, me parece necesario. Otra cosa diferente es que sorprende que, en pleno siglo XXI, ésta sea una noticia relevante y dé para titulares morbosos y chanzas constantes.

Vistas las dos noticias, así, juntas, sigo pensando que nos queda mucho trecho para que la sexualidad se viva en nuestro país de una manera natural y sin tantas interferencias de movimientos religiosos, sociales y mediáticos retrógados, aunque a veces se intenten dar un barniz de progresía. A la mínima resurgen palabras como ‘herejía’, ‘excomunión’ -que nos transportan mentalmente a la Edad Media- o frases como ‘atentado a la inteligencia de los jóvenes y despilfarro’, cuando lo único que se quiere es prevenir conductas de riesgo que pueden acabar en un embarazo no deseado o en la transmisión de infecciones de transmisión sexual.

Author: Carme Sánchez Martín

Co-directora de l' @InSexBcn i col·laboradora de @donesenxarxa . M'apassionen les TIC's i la Psicologia/Sexologia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *