Política y vida privada

He seguido con bastante interés las reacciones y las noticias que han ido surgiendo desde que se anunció el embarazo de la hija de la candidata republicana a la vicepresidencia de los EEUU. No me interesa el cotilleo (me pareció más elocuente y divertido el rumor sobre la supuesta paternidad de Aznar), sino las incongruencias entre el ideal conservador en referencia a la educación afectivo-sexual, y el comportamiento de los propios políticos y políticas y el de las personas de su entorno. No entiendo cómo no han llegado a la conclusión que ‘predicar’ la abstinencia, negarse a fomentar la educación sexual en escuelas e institutos y montar campañas de marketing para promover la virginidad hasta el matrimonio, no sirven absolutamente para nada. Y para muestra un botón: una adolescente de 17 años va a tener un bebé y su madre, responsable política de un estado, se muestra contraria a los programas de educación sexual en las escuelas y al reparto de preservativos en los colegios…
Y no estoy de acuerdo con la tesis de Daniel Innerarity, profesor de filosofía de la Universidad de Zaragoza :”En ese sentido, que la hija adolescente de Palin tenga un comportamiento distinto del de su madre no me parece incoherente con lo que la candidata a vicepresidenta dice. Puedo pensar que no tiene autoridad moral para imponer sus convicciones sobre la hija. Pero eso no cambiará mi forma de pensar sobre ella. Otra cosa sería si ella misma hubiera abortado estando en contra del aborto o si hubiese presionado a la hija para abortar. Eso sería una incoherencia entre lo que defiende y lo que practica”. Porque lo que defiende Sarah Palin está tan lejos de la realidad que ni se ha dado cuenta de lo que pasaba en su propia casa…y que es de lo más normal, por cierto: dos adolescentes que se han enamorado y que han mantenido relaciones sexuales sin estar casados, pero sin un condón o utilizándolo de manera incorrecta, visto el resultado…
Lo que verdaderamente me preocupa es que todo este nuevo revuelo antiborto, antisexualidad y anticontracepción acabará llegando a nuestro país, justo ahora que el gobierno Zapatero se está poniendo la pilas…, y se agravará si Sarah Palin acaba llegando a ser la vicepresidenta y quizás la presidenta de los EEUU de América ( por la edad del candidato republicano…).

Author: Carme Sánchez Martín

Co-directora de l' @InSexBcn i col·laboradora de @donesenxarxa . M'apassionen les TIC's i la Psicologia/Sexologia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *