Un día de la marmota

Estoy convencida de que todas las personas deberíamos de tener la posibilidad de disfrutar de “un día de la marmota”.  Es decir, poder “desfacer los entuertos” de un día concreto para no quedarnos con el regusto amargo que nos producen pensamientos recurrentes del tipo: “tenía que haber hecho aquello, dicho lo otro o tomado tal decisión”. ...  Segueix llegint