La salud es un derecho, no un negocio

Este año he celebrado el día de la salud unas semanas antes de lo habitual. Generalmente lo suelo celebrar como el resto de los mortales, el día 22 de diciembre cuando compruebo que no he sido agraciada con ningún premio gordo de la lotería de navidad.  Pero este año, llegó con una llamada en mi móvil. Una voz femenina y amable me indicaba que tenía día y hora programada para una intervención quirúrgica que esperaba desde hacía bastantes meses. ...  Segueix llegint